Blogia
Tratamiento-de-la-Diversidad

Principios a tener en cuenta en el caso del alumno que presenta discapacidad auditiva:

  1. Muchas personas sordas no te comprenderán más que leyendo tus labios:
 

Ø      No le hables nunca sin que te pueda mirar.

Ø      Es necesario que llames su atención con una seña antes de que hablarle.

Ø      En clase cuida que el alumno sordo debe estar situado en la primera fila.

Ø      Colócate de modo que tu cara esté a plena luz.

Ø      No circules ni te quedes parado en sitios donde interrumpas el contacto visual.

Ø      Sitúate a su altura.

Ø      Vocaliza bien, pero sin exageración y sin gritar.

Ø      No hables deprisa.

 
  1. Una persona sorda que lleve prótesis auditiva no es como un oyente:
 

Ø     La prótesis es sólo una ayuda.

Ø     La comprensión del lenguaje exige un proceso de reeducación.

Ø     La lectura labial es un complemento para la persona con sordera profunda.

 
  1. Seguir una conversación representa un gran esfuerzo para la persona sorda:
 

Ø     Sitúa brevemente el objeto de la conversación para captar la atención del interlocutor. (Ejemplos: “mañana”, “el trabajo”, “las vacaciones”, etc.)

Ø     Una persona sorda sigue difícilmente una conversación de grupo en lenguaje oral. Se le puede ayudar respetando los turnos de conversación.

Ø     Si son varias las personas que van a intervenir en la conversación, lo adecuado es colocarse en círculo ya que así se facilita la buena visibilidad para todos los participantes en la conversación.

Ø     En grandes grupos, espacios públicos, etc. Es necesaria la ayuda de un intérprete de Lengua de Signos y/o la ayuda técnica precisa.

Ø     Si tratas de llamar la atención de una persona sorda absorta en su tarea, o de un grupo, lo más eficaz es apagar y encender la luz.

 
  1. Con frecuencia, al alumno sordo le falta vocabulario, no conoce todos los giros de las frases y no reconoce todas las palabras, por lo tanto:
 

Ø      Construye frases cortas, correctas y simples.

Ø      No le hables de modo rudimentario o en argot.

Ø      Utiliza frases simples.

Ø      Si no te comprende, repíteselo. Busca otra palabra que tenga el mismo sentido que la que no comprende.

Ø      Ayuda a establecer la comunicación con un gesto o una palabra escrita.

Ø      Ponte en el lugar de tu alumno con dificultad para oírte.

Ø      Dedícale atención y hazle tomar parte en la vida del aula y del centro.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Ana -

Ójala tuviéramos esa forma de mirar Fernando!!!

Fernando Téllez Molina -

Sólo se consigue la sencillez, cuando practicamos una nueva forma de mirar y ver.

Ana -

En la sencillez está el verdadero arte de hacer.

0110 -

Muy Interesante: con esto queda demuestrado la gran importancia que adquiere la cunicación humana y lo simple y lógico que pueden ser a veces sus sistemas de atención, algo que normalmente pasa inadvertido.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres